13/10/15

Reseña: El Mar de la Tranquilidad de Katja Millay

Título Original: The Sea of Tranquility

Serie: Libro Único

Autor: Katja Millay

No de Páginas: 446

Editorial: Plataforma Neo/Urano

Año: 2012 en Estados Unidos


Sinopsis: La antigua prodigio del piano Nastya Kashnikov solo quiere dos cosas: terminar el instituto sin que nadie conozca su pasado y conseguir que el chico que se lo arrebató todo -su identidad, su espíritu, sus ganas de vivir- pague por lo que hizo. La historia de Josh Bennett no es ningún secreto. Cada persona que ha amado ha sido arrancada de su vida, y a los diecisiete años no le queda nadie. Ahora lo único que quiere es estar solo. Y parece que la gente comprende que no necesita compañía. Todos excepto Nastya, la misteriosa chica nueva del instituto, que poco a poco irá acercándose a él. Pero cuanto más llega a conocerla, mayor es el enigma. A medida que su relación se intensifica, las preguntas sin respuesta salen a la luz y él comienza a preguntarse si alguna vez sabrá quién es Nastya en realidad, o incluso si quiere descubrirlo.


Lo que pienso de "El Mar de la Tranquilidad"

Yo nunca he sido super fanática de los libros juveniles que tratan temas duros, porque el drama y el peso de dichos problemas llegan deprimirme y a apagar mi sentido de la felicidad (enserio, Lo Que Fue de Ella me encantó, pero mató un poco de mi corazón), y yo sabía, por varias reseñas, que este libro tenía bastante drama y bastante peso emocional gracias a sus protagonistas, pero, siendo la masoquista que soy, decidí darle una oportunidad y dejar que me sorprendiera... Y vaya que lo logró, tanto la autora y su forma de presentar la historia me mantuvieron pegada al libro por horas y aunque dicha historia me destruyo un poco, también sano otras pequeñas partes de mi corazón (:

La historia viene narrada desde los puntos de vista de Nastya Kashnikov y Josh Bennet, ambos adolescentes de dieciocho años, que a simple vista podrían pasar por una chica bastante rara y un poco promiscua y un chico antisocial, pero detrás de todo el maquillaje y el silencio, estos dos esconden historias desgarradoras y descorazonadas que los han marcado en más de una forma y han perdido la esperanza en que alguna vez puedan tener una vida normal y feliz; pero una noche, casi por coincidencia o por asares del destino, Nastya terminará en el garaje de Josh sin proponérselo, y aunque al principio ninguno soporta al otro y son más presencias fantasmales que se rondan, poco a poco, Nastya comenzará a hacerle preguntas a Josh, interrogándolo, desenterrando su pasado y acercándose a él en más de una manera, lo que los convertirá de completos desconocidos que apenas se soportan, en amigos y confidentes, y algo más comenzará a nacer entre ambos y ninguno podrá controlarlo ni frenarlo... Pero para Josh el pasado de Nastya sigue siendo un secreto y uno que podría destruirlos a ambos, ya que detrás de los silencios y respuestas a medias de Nastya hay un dolor indescriptible, y solo será Josh quien la pueda ayudar a encontrar una resolución y una paz que la ha eludido por años, y solo juntos, estas dos almas destrozadas, serán capaces de encontrar su propio Mar de la Tranquilidad... La verdad es que no quiero decir mucho acerca de la trama o de las historias pasadas de los protagonistas porque siento que eso le quitaría un poco de emoción al libro y su esencia, así que me conformaré con mi pobre resumen y pasaré a lo importante: la narración de Katja Millay es ESPLENDIDA y ARREBATADORA, y lo pongo en mayusculas porque se merece dicho reconocimiento, ya que aunque yo no esperaba una historia que me absorbiera o me impactará, la forma de escribir de la autora es una tan enternecedora y absorbente que es imposible no quedarse embobado por la historia que se va desarrollando en las páginas del libro, y aunque al principio todo comienza de manera bastante lenta y pausada, entre más te adentras y más cosas se van descubriendo y desarrollando entre los protagonistas, el lector comienza a sentir todo lo que narran las palabras, comienzas a sentir dolor por el pasado de Josh y Nastya, comienzas a sentir alegría cuando estos empiezan a formar su vínculo, comienzas a reír con las ocurrencias de Drew, comienzas a tener esperanzas y las pierdes, para después recuperarlas (: El libro es, en una frase, una montaña rusa de emociones, y una extremadamente potente y realista como no había leído en bastante tiempo, simplemente es una historia que podría pasar como otra del montón, pero es tan fantásticas, realista y desgarradora como muy pocas, y eso hará que los lectores se queden enganchados por horas y horas.
El libro trata temas bastante fuertes y pesados, entre ellos la muerte de un familiar, la desesperanza, el dolor de la desolación, el desconsuelo y la soledad, pero esto viene compensado con la forma en que los protagonistas lidian con sus problemas y se hacen fuertes a pesar estos, creciendo y madurando, y el amor que nace entre Nastya y Josh tiene mucho que ver, ya que cuando dos almas rotas se unen, lo único que les queda es repararse entre ellas (: La autora da este bello mensaje de esperanza y fe en un futuro mejor, en un mañana mejor, y la verdad es que me encantó como viene planteado todo y como se comienzan a resolver (si bien no del todo) los problemas y como cada protagonista enfrenta sus demonios para ser alguien mejor.

El final es precioso, y aunque es un poco "roto" e imperfecto, siento que le fue como anillo al dedo a esta historia, no resolvió todo de la mejor manera, pero dio una pauta de que todo puede mejorar con el tiempo, así como ese pequeño capítulo final donde se resuelve el último misterio de Nastya :3 Simplemente, esa última frase derritió mi corazón y fue bellísimo.

Los personajes son bastante complejos y tienen muchos rasgos que los ponen en un área gris, no son del todo bueno, pero tampoco del todo malos, simplemente son personas reales enfrentando problemas reales... Nastya es una chica poco común para un libro juvenil, ya que ella es ruda, grosera, distante, fría y con un humor bastante ácido y negro, pero es una protagonista con bastante cabeza para resolver sus problemas y lidiar con los "mocosos" del colegio, es centrada y demandante, así como decidida y lista, pero lo mejor de Nastya es lo frágil y vulnerable que en verdad es por dentro, lo lastimada que esta, y aun así logra poner un frente fuerte cuando lo necesita, pero muestra su verdadero yo con Josh y Drew, y eso la hace real en muchos niveles que es imposible no sentir simpatía por ella (y es que también sus bromas retorcidas me hacían reír bastante); Josh, nuestro protagonista, me encantó por completo, porque aunque es igual de frío y distante que Nastya, y puede ser rudo, burdo, gruñón y antisocial, dentro de todo eso se esconde un corazón herido, pero dispuesto a mostrar lo dulce y protector que podía ser con aquellos a quienes amaba, y si, Josh no es perfecto, ni de lejos, pero su personaje me hizo enamorarme de él de muchas formas y sentirme un cariño infinito.
De los demás personajes, debo decir que mi favorito, por mucho, fue Drew (: El es el mejor amigo de Josh, el chico más popular de la escuela, un gígolo en ciernes y alguien que hace reír a las masas, pero Drew es mucho más complejo que eso, y me encantó ver que el también enfrentaba sus problemas y lidiaba con ellos de una manera poco convencional, pero aún así, sentí un gran amor por este chico alocado y de sonrisa fácil, simplemente es imposible no encariñarse con Drew.

El Mar de la Tranquilidad es una narración imperdible e increíble, que es dura y tierna, ácida y hermosa, dulce y desgarradora, todo al mismo tiempo, pero viene escrita de una forma que hace que todo funcione y que absorba al lector por horas y horas, mostrándole la importancia de las segundas oportunidades y de que siempre se puede encontrar un rayo de sol después de la tormenta (: Definitivamente es una lectura sumamente hermosa en su sencillez y que nunca me cansaré de recomendar.

Con la colaboración de Urano (:

Puntuación

4/5 Estrellas ;)

2 comentarios:

ღ Luisa Fernanda ღ dijo...

Desde hace mucho tiempo que tengo este libro entre mis pendientes, pero siempre que leo eso de la fuerte carga emocional y drama por doquier, me echo para atrás. Sin embargo, algun día me ganará la curiosidad y lo leeré.
Me alegra que te haya gustado.
Saludos!

Sam Martinez dijo...

solo tengo que decir.... vaya
Tu reseña me a encantado! al leer la sinopsis no me llamo mucho la atención, pero al leer tu reseña me dieron muchas ganas de leer el libro! *-* y aunque suene un poco masoquista, quiero leer algo que me haga llorar xD espero tener la oportunidad de leerlo

Saludos~