18/7/16

Reseña: El Lado Salvaje de Sally Green

Título Original: Half Wild

Serie: Una Vida Oculta #2

Autor: Sally Green

No de Páginas: 440

Editorial: Océano Gran Travesía

Año: 2015 en Reino Unido


Sinopsis: Nathan se lanza a una frenética carrera para salvar su vida, mientras la guerra emprendida por los Brujos Blancos contra los Brujos Negros se vuelve aún más despiadada.
Los Brujos Blancos lo persiguen, los Brujos Negros lo odian.
El don de su temido padre es un nuevo y salvaje poder que amenaza con adueñarse de Nathan. Debe encontrar a la chica que ama, la misma que quizá lo traiciono. En la guerra entre brujos blancos y negros y con su lealtad dividida entre ambos bandos, Nathan tendrá que decidir a quién matar, en quién confiar y a quién amar.


Lo que pienso de "El Lado Salvaje"

Esta trilogía la inicie hace bastante tiempo (me parece que dos años), y aunque el primer libro me gustó lo suficiente como para querer seguir con la historia, no había encontrado el tiempo para dedicarle a este segundo tomo, pero ahora que ya tengo el tercero y último, decidí que era hora... Si bien algunos detalles estaban borrosos en mi mente, después de un rato la lectura me envolvió y me regreso al mundo de los Brujos Negros y Blancos y no pude soltar el libro hasta que lo terminé.

El libro viene narrado en primera persona por Nathan Byrn, nuestro protagonista de diecisiete años, y retoma la historia exactamente donde termino el último libro, con Nathan esperando, Gabriel perdido y Analisse en peligro; y aunque Nathan quisiera huir del bosque infestado de cazadores, le prometió a Gabriel que lo esperaría, y es en una de esas noches de espera que Nathan conocerá a Nesbitt, un mestizo Negro, que le dirá que sabe exactamente donde se encuentran Gabriel y el Fairborn, el cuchillo mágico con el que se profetizo que Nathan matará a su padre, Marcus, y aunque Nathan desconfía, decide ir con este desconocido si eso lo acerca a Gabriel... Cuando Nathan descubre que la información era verdadera y se reúne con su amigo, nuestro protagonista conocerá a Van, una poderosa bruja negra, que le propondrá un trato al que no se podrá negar: tanto Brujos Negros como Blancos desprecian y temen al nuevo consejo de los Brujos Blancos, y a través de una Alianza piensa derrocarlo, pero necesitan de Nathan y sus habilidades como combatiente para poder ganar, y si Nathan decide unir sus fuerzas con la Alianza, Van le promete que le ayudará a recuperar a Analisse, sana y salva, de las garras de Mercury; pronto, tanto Nathan como Gabriel, se encontrarán en el medio del conflicto y Nathan deberá elegir a quien debe salvar y proteger, mientras intenta controlar su nuevo y salvaje Don, así como intentar huir de la profecía acerca de su él y la muerte de su padre, pero nada es solo blanco o negro, y muy pronto Nathan tomará decisiones que lo llevará a peligrosos y oscuros destinos de los que no saldrá indemne... Tuve unos cuantos problemas al inicio del libro para ponerme en sintonía con la lectura, porque si bien recordaba en términos generales la línea de la trama del libro anterior, había olvidado ciertos aspectos secundarios de la misma (personajes o giros narrativos), pero gracias a la increíble pluma de la autora, que se desarrolla y narra de forma pausada pero fluida, poco a poco volví a centrarme en el mundo de Una Vida Oculta y comencé a disfrutar, una vez más, de las desventuras de Nathan y compañía mientras hacen frente, de una vez por todas, al corrupto consejo de Brujos Blancos; dejarse llevar por la historia del libro es increíblemente sencillo, ya que parece que la autora escribe con el simple propósito de absorber a sus lectores entre las páginas de sus libros, y aunque hubo ciertos momentos por aquí y por allí que pudieron parecer un poco tediosos, son llevaderos y pequeñas pausas antes de una tormenta de balas y luchas que mantendrán a todos al borde del asiento, pensando si los personajes sobrevivirán una noche más.
La trama se complica conforme se avanza en la lectura, el drama se multiplica y parece que el enojo de Nathan crece a cada capítulo, pero todo se mantiene en un equilibrio constante gracias a los momentos de humor negro repartidos por el libro, ciertos comentarios punzantes de personajes que, si bien pueden ser un poco burdos, se aprecian y me sacaron una que otra sonrisa, y si a esto le sumamos el desarrollo romántico, y no me refiero al de Nathan y Analisse (ese disque "romance" es una cosa babosa y rosa que desde el principio odie), sino al de Nathan con Gabriel *_* Ellos son mi nuevo OTP favorito y solo espero que ambos lleguen vivos al final de la trilogía y puedan estar juntos (OTP hope: Gabriel + Nathan, viviendo en una pequeña cabaña en Gales, con Gabriel leyendo en voz alta para Nathan frente al fuego y ambos abrazados... El epítome de la felicidad).

El final queda completamente en un momento crucial y cardiaco de la trama, completamente abierto para que el tercer libro arranque con fuerza, y es que esas últimas páginas me hicieron sentir tres cosas: miedo, rabia e incredulidad... Simplemente, todo queda suspendido por un momento, y luego la autora termina todo con un ¡BAM! Estoy ansiosa por iniciar el último libro de la trilogía y ver que sucederá (Hope No. 2: Por favor, que Analisse se caiga en un hoyo profundo y jamás vuelva a ver la luz del día).

Los personajes me gustan por su complejidad y diversidad... Nathan nunca me ha parecido el típico héroe al que estamos acostumbrados en la literatura juvenil, ya que el no hace nada que no le reporte algún beneficio y tiene ciertos aspectos en personalidad que lo convierten en un tipo de antihéore, y en este libro comienza a marcarse cada vez más, y esos contrastes de blanco y negro se emborronan para dejar a al vista matices grises, claro oscuros y oscuros... Honestamente, Nathan puede ser un poco melodramático, pero su vida no ha sido la más feliz del mundo, y se pueden ver las consecuencias que el abuso y el miedo han tenido sobre él, y tal vez por el hecho de ser un personaje tan roto, es lo que lo hace mucho más creíble para mi; en cuanto a los demás personajes, mi favorito sigue siendo sin duda Gabriel, y es que es alguien que complementa tan bien a Nathan, no solo por su oscuridad personal, sino porque también entiende la oscuridad en Nathan y la acepta, no le ve errores a que sea un ser humano con fallas y faltas, sino que la engrandece y las ama al completo... No se, pero Gabriel es my spirit animal y lo amo con locura.
La mención honorifica se la lleva la perra de Analisse, simplemente es una tonta más a mi lista de protagonista huecas y ñoñas, y es que si, ella creció en el centro de una familia llena de prejuicios y demás, pero por su convivencia con Nathan, uno esperaría que ella hubiera dejado atrás dichos prejuicios, pero no, simplemente es una chiquilla superficial y egoísta, que no entiende el significado del "sacrificio" o del dolor... En pocas palabras: espero que la maldita se ahogue en un charco de su propia baba.

El Lado Salvaje es una continuación que arrasa, y lo hace con fuerza, ya que mantiene la atención del lector desde las primeras páginas, para luego lanzarse en un viaje turbulento y lleno de giros en la trama que te mantendrán al borde y casi sin uñas, con unos personajes que llegaras a amar y odiar, para desembocar en un final que te deja con una sola palabra en la mente: "más". Una secuela truculenta pero atractiva, perfecta continuación para esta trilogía.

Con la colaboración de OCÉANO (:

Puntuación

4/5 Estrellas

3 comentarios:

Aellai dijo...

Buenísimo.
A mi igual me encantó.

abrazos ( de oso )

Daniela Romani dijo...

Que pedazo de entrada, de verdad!!!!Yo paso muy de puntillas porque no lei el primer libro y veo tanta reseña positiva sobre el que sin dudas quiero darle una oportunidad :) A ver si pronto lo consigo y mas sabiendo esta super nota que se lleva el segundo libro!!!
Un besazo

Ricardo Marín dijo...

Chulada de saga *-* Más vale que ames el último libro o tus días terminarán...