20/6/16

Reseña: Aquello que Creíamos Perdido de Adi Alsaid

Título Original: Let's Get Lost

Serie: Libro Único

Autor: Adi Alsaid

No de Páginas: 349

Editorial: Roca/PRH

Año: 2014 en Estados Unidos


Sinopsis: Cinco desconocidos. Un viaje épico en el que perderse.
Cuatro adolescentes de las cuatro puntas de los Estados Unidos tienen una cosa en común: una chica llamada Leila. Aterriza en sus vidas con su ridículo coche rojo justo en el momento en que más la necesitan.
Por ejemplo, Hudson, un chico que trabaja en un taller mecánico de una pequeña población y que está dispuesto a tirar su sueños por la borda por el amor verdadero. Luego está Bree, una chica que se ha escapado de casa y que quiere vivir a tope cada día, incluso si tiene que robar para ello; Elliot, que cree en los finales felices, y Sonia, que está convencida de que cuando perdió a su novio, con él se fue su capacidad de amar.
Hudson, Bree, Elliot y Sonia encuentran en Leila una amiga, y cuando ésta se va para proseguir su camino, sus vidas cambian para siempre. Sin embargo, durante su viaje, Leila también descubrirá que lo que más necesitas a veces está justo al principio y que, quizá, la única manera de encontrar lo que estas buscando es perderse en el camino.


Lo que pienso de "Aquello que Creíamos Perdido"

Este es el segundo libro que me leo del autor (el primero fue Never Always Sometimes), y debido a que me había quedado con una buena impresión de su narrativa y su escritura, quise leerme este que fue uno de los primeros libros de él que vi en GR... Ahora bien, el libro no es la gran maravilla ni de cerca, es bastante flojo en ciertos aspectos y lleno de clichés, pero el autor hace un gran trabajo hilando diversas historias a través de un personaje en común y manteniendo el suspense de la historia de Leila que, de un momento a otro, ya me había acabado el libro casi de una sentada y ni lo sentí, lo que le dio bastantes puntos.

El libro viene narrado en tercera persona y su trama se divide en cinco historias cortas, pero que tienen como punto central al mismo personaje: Leila, una chica de dieciocho años, que se encuentra en un viaje de carretera, cruzando el país en dirección norte en su viejo auto rojo, con intención de alcanzar Alaska y poder observar en vivo la aurora boreal; y mientras recorre carreteras y pequeños poblados de Estados Unidos, Leila se cruzará en el camino de cuatro adolescentes, cada uno con sus propios problemas, sentimientos, pensamientos y sueños, empezando por Hudson, un chico de pueblo que esta a punto de tomar la decisión más importante de su vida (aun si esa decisión no es el de todo lo que desea), siguiendo con Bree, una chica que se escapo de casa y que desea vivir al límite su vida (no importa que para hacerlo deba cometer actos ilícitos y peligrosos), luego viene Elliot, un chico enamorado de la idea del amor y de los finales felices (aunque es un poco fatalista cuando las cosas no resultan como él cree), y por último esta Sonia, una chica que lleva el dolor de haber perdido a su verdadero amor, pero que podría haber encontrado uno nuevo (el problema es que ella no sabe si podrá volver a amar)... Esto cuatro desconocidos encontrarán en Leila aquello que necesitan para poder cumplir sus sueños, despejar sus dudas y ser valientes para luchar por lo que desean, y durante estos encuentros, Leila intentará, también, encontrarse a ella misma... Nunca he sido muy fan de las antologías de historias cortas, en especial porque siempre me quedo con ganas de saber más de los personajes una vez que la historia se acaba, así que no tengo mucha experiencia en cuanto a antologías, pero esta en particular llamaba mi atención por dos cosas, 1) Ya había leído algo del autor y me había gustado mucho su narrativa, y 2) Los viajes de carretera son una de mis grandes debilidades, y como estamos en verano, creí que sería una buena lectura para amenizar mis vacaciones, y aunque he llegado a la conclusión que las antologías y yo nunca vamos a terminar de llevarnos (en serio, no puedo con la incertidumbre de los finales abiertos T_T), el libro me pareció algo lindo y tierno, si bien los clichés se me derramaban entre los dedos cada vez que pasaba una página tras otra y me fue imposible ignorarlos, el autor hace un buen trabajo con su narrativa, que es directa, fugaz y sencilla, con las descripciones necesarias para mantener la atención del lector por horas y horas, hasta que, por fin, alcanzas el final de este libro.
De las cinco historias, debo decir que unas me gustaron más que otras, pero cada una tiene su buena cantidad de enseñanzas morales o vitales, ya sea acerca del amor, la amistad, la persistencia, la familia, la vida y la muerte y la importancia de quien somos en esta vida (: Hubo ciertas cositas por aquí y por allá que me se me hicieron increíblemente exageradas y cero realistas, pero al ser un libro de ficción realista, decidí darle un poco por su lado y disfrutar el viaje.

El final es parte de la historia de Leila y de quien es en realidad y sus razones para querer emprender su viaje de carretera, y aunque si me sorprendió un poco el giro del final, me hubiera gustado que se abordará un poco más de la vida de esta chica y de ver que iba a pasar de ahí en adelante (sobre todo por el regreso de cierto personaje a su vida), pero supongo que puedo calificar al final de "feliz", así que no todo fue tan malo (aunque la incertidumbre si que me molesta).

Los personajes son variados, tanto en forma de ser como en convicciones, y aunque unos me gustaron más que otros, todos encajan a la perfección en sus roles y evoluciones... Leila es la protagonista por excelencia, una chica alocada, diferente, divertida y muy enigmática, con la única meta de llegar a Alaska y poder observar la aurora boreal, y la verdad es que Leila me agrado como protagonista, no es ni tan boba como esperaba que fuera, tiene más decisión que muchas otras protagonistas, y aunque algunos de sus actos me parecieron temerarios, no solo por ella sino por sus compañeros, creo que su forma de ver la vida es una llena de luz y nuevos comienzos que me agrado de inicio a fin.
De los compañeros que Leila conoce en el camino puedo decir mucho o muy poco, y es que algunos me parecieron más reales que otros, en especial las dos chicas, Bree y Sonia, me pareció que tenían los problemas más realistas y mucho más pesados que los chicos, y aunque ambas me parecieron muy egoístas por su forma de llevar sus problemas y exteriorizar sus sentimientos, me gustó su evolución (: En cuanto a Elliot y Hudson, creo que son unos personajes bastante sacados del molde de los adolescentes enamoradizos y románticos (Elliot mas que Hudson), y sus problemas me parecieron un poco más ligeros de tratar que los de las chicas.

Aquello que Creíamos Perdido es un libro ligero y fácil de leer, que lleva a los lectores a través de un viaje de carretera en el que se descubre la importancia del amor, la familia, los amigos y la verdad (: Si bien no es un libro imperdible o increíble, es los suficientemente bueno para gustar a más de uno, así que lo recomiendo para estos días de calor y ocio.

Con la colaboración de PRH (:

Puntuación

3/5 Estrellas

2 comentarios:

Viana Dream dijo...

Hola :)
No me llama así que lo dejo pasar, me ha encantado la reseña.
Nos leemos
Kiss for you

Irene R. dijo...

Tengo ganas de leer este libro. Pero no sé, me detiene un poco leer que es cliché e imprescindible. Además, en mi caso, el otro libro del autor lo comencé a leer pero sinceramente no me atrapó y lo abandoné cuando ni había llegado a la mitad. Así que éste se quedará esperando otro rato a ser leído jaja.

Saludos! :)